mercredi, mars 21, 2007

Cigarrillo


Anoche estuve conversando, con mi cigarrillo
y me sentí cansado, cansado, aburrido y tan vacío
que a veces hasta pienso que ni si quiera existo.

Lo encendí muy lentamente, le di una fumada
y al mirar el humo que en el espacio se volatizaba
recordé tantas cosas que creí olvidadas,
se las conté todas mientras que lo fumaba.

Le conversé de ti y de mis añoranzas,
le conté de tus besos y de mis esperanzas
le conté de tu olvido, de mis lágrimas tantas
de aquello que vivimos y que hoy se ha vuelto nada
le dije que es posible que a mi nadie me quiera
porque he intentado vivir a mi manera
porque me he negado a pagar el tributo
de bajeza y pecado que hoy nos exige el mundo.

Que alomejor estoy acabado
o que la vida me ha vencido
que he sufrido y he llorado
que he luchado y he reido
y ¿qué es lo que he ganado
por ser así tan comprensivo?
sólo vivir desesperado
en un mundo tan vacío.

Anoche estuve conversando, con mi cigarrillo
y al terminarlo, pensando me quedé entre suspiros,
que en este verso triste, que es el mundo en que vivo,
sólo él me va quedando como único amigo.....

1 commentaire:

Isabel Pinkskull a dit…

huh...
me encanto este post
y q buena pic